Entre Suspiros y un Café
Reflexión

Nunca se me dio bien

Nunca se me dio bien poner puntos finales, pasar de página y no sentirme culpable.

incertidumbre

Comenzar una nueva etapa, cerrar capítulos y no temerle al folio en blanco. Andar sin mirar atrás. Sin pensar en lo que pudo ser y no fue. Nadar entre “y si”, dudas e indecisiones varias.

Nunca se me dio bien esperar sin desesperarme. Esa llamada que tanto prometía, esa sonrisa que lo hacía todo más fácil, o ese café para solucionar el mundo que nunca llegaba. Los viernes, las vacaciones o el arco iris después de la tormenta.

Nunca se me dio bien aplicarme mis propios consejos. Los que en otros suenan tan fáciles, obvios y claros. Decir más no a lo que no. Decir más sí, sin miedo a lo que vendrá. Dejar de ser mi propio límite.

Nunca se me dio bien lanzarme de cabeza. A la piscina o a la vida misma. Saltar y aceptar “lo que tenga que pasar”. No dar mil vueltas a las cosas y temer menos a las consecuencias.

Nunca se me dio bien controlar los nervios, las mariposas en el estómago y el rubor de las mejillas. No delatarme antes de tiempo. No temblar al hablar en público. No echar a perder lo que debía ser.

Nunca se me dio bien la gente que se anda por las ramas. Los rodeos innecesarios. Las frases inacabadas. Las verdades maquilladas. Ni las mentiras camufladas.

Nunca se me dio bien vivir en el hoy y aquí. Aprovechar cada momento sin esperar a la ocasión perfecta. Dejar de echar la vista atrás y de tener un ojo en el futuro. Dejar de pensar en las grandes ocasiones y centrarme en lo que tenía delante. A mi verdadero alcance.

Nunca se me dio bien aceptar que las cosas rara vez salen como uno quiere. Que son como son y no hay más. Que hay mucho, -demasiado-, que escapa a mi control. Que enamorarse puede ser fácil, pero quererse es otra historia.

Nunca se me dio bien decidir sin miedo a equivocarme. Por mí y por otros. Empezando por lo más irrelevante. Ni qué decir de lo urgente. O lo importante.

Nunca se me dio bien ver venir según qué cosas. Los incendios que surgen de la nada. Los vendavales que todo se llevan. Los disgustos que podían evitarse. Las señales de que algo no funciona. Las amistades que no lo son tanto. O nada.

Nunca se me dio bien… hasta que aprendí a que se me diera mejor.

decisiones

A verlas venir antes, a diferenciar lo importante de lo que no lo era, a no esperar por todo y a cualquiera.

Aprendí a decir no más a menudo, a lanzarme sin pensar tanto, a dejar menos dudas sin respuestas.

Aprendí a temblar de emoción y a apaciguar mis miedos, a disfrutar los comienzos y elegir mejor con quién pasaba el tiempo.

Aprendí que lo que nunca se me dio bien, tenía solución.

 

Patricia Ayuste.

 

Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

  • Responder
    Rosa Exp
    26 junio, 2014 a las 4:09 pm

    Impresionante…parece que me has descrito 🙂 ¿nos conocemos? jaja
    Has ganado una seguidora!

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    26 junio, 2014 a las 7:56 pm

    jajajaja, vaya dos pues…

    ¡Bienvenida!

  • Responder
    Detallisime -Charo
    27 junio, 2014 a las 8:19 am

    claro que sí, querer es poder..esa es la clave y la actitud!

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    27 junio, 2014 a las 8:45 am

    Dí que sí, con una actitud positiva la vida se lleva de otra manera 😉

    Me alegra que te guste,
    Patricia.

  • Responder
    daydreamblue
    27 junio, 2014 a las 3:29 pm

    Excelente!!!

    Creo que coincidirás con la gran mayoría al decir esto.

    Muy real!

    Besos,

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    28 junio, 2014 a las 9:10 am

    ¡Muchas gracias! Gracias por pasarte por mi blog y dejarme un comentario.

    ¡Un beso!
    Patricia

  • Responder
    SoniaHGR
    29 junio, 2014 a las 9:42 am

    Coincido contigo es que no es nada fácil hacer esas cosas, pero es cierto que no hay nada que no se pueda hacer si se quiere con ganas. Es muy bonito, me ha hecho pensar miles de cosas.

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    29 junio, 2014 a las 8:25 pm

    Con mucha fuerza de voluntad y paciencia, es posible conseguir cambiar esas cosas que no se nos dan tan bien, a veces incluso es más fácil de lo que creemos.

    Me alegro muchísimo de que te haya hecho pensar, esa era la idea 😉

    ¡Un besazo!
    Patricia.

  • Responder
    Mamenchu
    14 julio, 2014 a las 8:22 pm

    Sensacional ! Lo primero que te leo. Comienzo a seguirte. Dónde estabas? Jeje un saludo! 🙂

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    15 julio, 2014 a las 7:05 am

    ¡Muchísimas gracias! Por aquí andaba, tratando de hacerme mi huequecillo en la blogosfera jejeje.

    ¡Un beso!
    Patri.

  • Responder
    BEN MAY
    17 septiembre, 2014 a las 10:44 pm

    Enhorabuena por el blog!! cuando las cosas se hacen tan bien da gusto verlas 🙂

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    18 septiembre, 2014 a las 6:58 am

    ¡Muchas gracias! Nada como empezar el día con tu comentario. ¡Todo un subidón!

    Un besazo muy fuerte,
    Patri.

Responder a Rosa Exp Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: