Entre Suspiros y un Café
Reflexión

Héroes que inspiran

Aseguran por ahí que, lejos de lo que pensamos o lo que las películas hollywoodenses nos hagan creer, no todos los héroes lucen capa.

valiente

Ni un antifaz que les oculte parte del rostro o tras el que escondan su normalidad. Que tampoco visten un traje apretado e imposible, ni nada que le haga parecer alguien especial, estrambótico o peculiar, de esas personas que llaman la atención y hacen girar cabezas a su paso.

Nada más lejos de la realidad. Porque a los verdaderos héroes les gusta pasar desapercibidos por completo. Ser uno más, en todos los sentidos. No llevarse los méritos ni colgarse medallas, ni siquiera cuando les corresponden. Que prefieren no destacar, para bien o para mal.

Y que actúan de corazón.

Que no andan continuamente enzarzados poniendo en riesgo su vida para salvar el mundo de los grandes crímenes, de los peores villanos imaginables ni de las más temidas amenazas. Que lo suyo es la pequeña escala. Las batallas del día a día, las pequeñas cosas que nos inquietan a cualquiera.

Que ni tienen super poderes, ni son invencibles. Que ellos también cometen errores. Y no pocos. Algunos de ellos, a lo grande y sin posibilidad de enmendarlos. Pero que, no por ello, se rinden con facilidad. Ni se esconden. Ni se quedan llorando por los rincones.

Los héroes nos enseñan que hay otros colores más allá del negro y blanco. Que no hay decisiones fáciles, ni todas las aventuras resultan apasionantes. Que se puede perder mucho en el intento, pero que, siempre, siempre, hay que intentarlo de nuevo. Aunque sea una última vez. Si sientes que algo quedó pendiente.

heroes

Los héroes también se preocupan por los suyos. Por ayudar a quien más lo necesite. Incluso a quienes no lo piden. Porque saben interpretar gestos, silencios y ausencias. Porque saben qué líneas no cruzar y cuándo es mejor no cruzarse de brazos.

Que ni son perfectos ni, mucho menos, extraordinarios. Pero que ahí está su gracia. En que sus pequeños gestos terminan siendo muy grandes. Y se convierten en imprescindibles.

E inspiran a todo aquel que quiera parecerse un poco a ellos.

Y convertirse en héroe de su propia vida.

 

Patricia Ayuste.

Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    A %d blogueros les gusta esto: