Un momento especial, un paisaje que enamora,…

Enfócate en el lado positivo de las cosas, porque todo tiene su lado bueno y su lado malo. ¿Por qué quedarte con lo malo si puedes elegir? ¡Elige bien! Es tu decisión.

Enfócate en conseguir lo que quieres. ¿Por qué no? Dicen que querer es poder y que el 90% del éxito consiste en insistir. Olvídate del “debo” y persigue tu “quiero”.

Enfócate en ti, porque nunca nadie te querrá tanto como tú mismo, y porque nadie mejor que tú te conoce y sabe lo que necesitas.

Enfócate en soluciones. Porque atraes aquello en lo que te fijas.

Enfócate en el futuro, en aquello que está por venir y en lo que vas a vivir el resto de tu vida. El pasado quedó atrás, no te gires.

Enfócate en tu entorno. Quédate con lo realmente importante. No guardes “por si acasos”.

Enfócate en decir que no. Porque a veces cuesta y no sabemos. Aprende a decir que no sin sentirte culpable.

Enfócate en lo que se te da bien. Disfruta, mejora, desarróllate.

Enfócate en lo que no se te da bien. Aprende, supera barreras, crece. No te quedes atrás.

Enfócate, porque enfocarse es un arte, y tú tienes mucho estilo, no lo desaproveches.

Enfócate en lo realmente importante. El tiempo es muy valioso, no lo malgastes en cosas que no valen la pena.

“La vida es como una cámara de fotos. Sólo enfócate en lo que es importante, captura los buenos momentos, saca de lo negativo un aprendizaje revelado, y si las cosas no salen como deseabas, intenta una nueva toma.”

Anuncios