Sonaba una melodía. Una de tantas canciones que invitan a la gente a bailar, a cantar y a beber. No recuerdo cuál era, pero fue una noche de verano. Eso sí lo recuerdo. Estábamos al aire libre, y había refrescado.

Me encontraba rodeada de gente que bailaba, cantaba y bebía. Mi vestido era azul, como el de la chica de la canción. Y al igual que ella, me estaba despidiendo. Mientras tú no mirabas, yo recogía mis sueños, mi sonrisa y mis bailes. Me marché de puntillas, como acostumbro. Sin hacer ruido, que para eso ya están otros.

Me fui sin volver la vista atrás. Dejé por el camino los viajes que no hicimos, los proyectos que no te propuse y las copas que no nos volveríamos a tomar. Las puestas de sol, los desayunos en buffet y las horas robadas a la luna. Los bailes hasta el amanecer, las carcajadas porque sí y la fragancia de tu colonia, esa fragancia que siempre me recordará a ti.

 

Las conversaciones de madrugada, darnos la razón por no hacernos daños, las fotos cargadas de risas y buenos momentos. Todo lo dejé escondido en algún lugar, donde se guardan las cosas que ya no te caben en la maleta y que no crees que vayas a necesitar más. Los dejé escondidos, para que nadie más los encontrara.

Y en esa no trágica despedida supe que algo se aproximaba. No trágica porque no hubo lágrimas ni reproches. Quizá fui cobarde y egoísta yéndome sin despedirme. Pero mientras me iba, tú bailabas, cantabas y bebías. No quise estropearte la fiesta. Era hora de seguir el viaje.

Supe que se avecinaba algo importante. Un cambio de esos que nunca sabes cuándo van a llegar, pero cuando llegan lo sabes reconocer perfectamente. Como ese nuevo capítulo de un libro que aún está por escribir y del que a veces te gustaría leer la última página. ¿Y si no te gusta el final?

Y mientras seguía mi camino, aquel que se había bifurcado del tuyo, me sentía más  más ligera. Más tranquila. Más yo.

 

 

“El problema no es el problema. El problema es tu actitud frente al problema.” (Jack Sparrow en Piratas del Caribe).

Patricia.   

Anuncios