Entre Suspiros y un Café
Reflexión

Sucedió una noche de verano

New York New York al son de un valiente saxofón, una ciudad de playas cristalinas y un verano en pleno apogeo.

Una ciudad improvisada. De esas que aparecen en tu camino cuando todos tus planes se van al traste. Cuando las cosas se tuercen y sientes que naufragas. Cuando nada es como debería o como esperabas, cuando te toca salirte de tus planes e improvisar sobre la marcha.

inesperado

Dicen que quien planifica, gana.

Pero lo que también dicen es que aquello que no planeas, es lo que sale mejor. Que es un riesgo, sí. Pero que la recompensa bien lo vale.

Que resulta complicado salirte de los planes que haces, romper tus propios esquemas y andar en línea recta, sin torcerte, y llegando en el mínimo tiempo. Que lo habitual, por el contrario, es dar vueltas de más, conformarte con seguir borradores y desorientarte al girar la primera esquina. Y tardar más de lo que contabas.

Que es normal quedarse con la gran imagen y perderse los pequeños detalles. Lo que es real. Enamorarse de ideales que te muestran lo que quieres ver. Seguir los dictados de otros en lugar de lo que tu interior te pide a gritos.

Que es demasiado fácil perderse, y que el verdadero reto está en encontrarse.

Que la vida te pondrá a prueba en más de una ocasión. Eliminando cualquier camino de baldosas amarillas que te sirva para volver. Dejándote sin guía, sin mapa y sin miguitas de pan que seguir. Salvo tu instinto. Salvo confiar en ti.

improvisar

Que en ocasiones tus pasos te podrán parecer erráticos, pero no serán nunca erróneos. Que aunque no sea por dónde querías ir, en cada camino aprenderás algo. Y que, incluso cuando no alcances tu destino final, habrás llegado bien lejos.

Que la realidad te enseñará que brindas por la mitad de los motivos que tienes para hacerlo. Que le das importancia de más a circunstancias que son lo de menos. Y a personas que deberían estar lo más lejos.

Tu propia historia te mostrará que, a veces, es una suerte que tus planes se rompan, para que puedan llegar otros mejores.

Que lo inesperado suele ser lo que te cambia la vida.

 

Patricia Ayuste.

 

Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

  • Responder
    Ein Tag mit Pepa
    28 julio, 2014 a las 7:42 am

    como me gustan esas noches de locura espontánea y como se echan de menos, ahora entiendo que te guste el verano, un beso y gracias por pasarte siempre 🙂

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    28 julio, 2014 a las 12:48 pm

    Cuánta razón tiene el dicho de que lo planeado sale siempre bien ;).

    ¡Un beso!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: