If I could reach, higher,

just for one moment touch the sky,

from that one moment in my life.

I’m gonna be stronger,

know that I’ve tried my very best,

I’d put my spirit to the test,

if I could reach

–– Reach (Gloria Estefan) ––

 

Lees por enésima vez la frase que escribiste en tu diario hace ya un tiempo. “Todo va a salir bien, y si no, es que no es el final”. La leíste en algún lugar, no recuerdas dónde, pero te inspiró profundamente.

Y sonríes.  Te acuerdas del tiempo en que todo eran dudas, todo eran preguntas sin respuesta, un futuro incierto y la sensación de no saber por dónde tirar. Creías que no lograrías nada, que no encontrarías tu rinconcito en el mundo. Todos parecían tener las cosas claras y su vida organizada. Todos menos tú.

Hoy parece que todo encaja. Las piezas han empezado a cobrar vida, ordenándose ella solas, o movidas por una mano invisible que las va organizando maravillosamente bien. Quién sabe el porqué, pero no importa el cómo. Lo que es seguro es que tú tienes algo que ver.

Te decían que no te preocuparas, que esto pasaría y vendrían mejores tiempos e infinidad de oportunidades, que conseguirías lo que querías porque valías mucho. Pero no terminabas de creértelo. Solías pensar que las cosas buenas siempre les pasan a los demás, no a ti, que la suerte y tú no os llevabais especialmente bien y que permanecía oculta en tu camino.

Hoy les das la razón, con la alegría que te invade y te convences de que es tan sólo el principio de lo que está por venir. La emoción de empezar a ver los resultados te hace crecer, te ves llegando a la cima de la montaña, a punto de lograr aquello que no creías poder conseguir.

Y como es cierto lo que dicen, que todo sale bien, solo queda disfrutar. Reírte del pasado y explotar este preciso momento en el que los planetas se han alineado y te sonríen. Es tu momento, saboréalo.

 

“Al final todo saldrá bien, y si no sale bien es que aún no es el final”. 

(“El Exótico Hotel Marigot”)

Anuncios