La vida tiene tu nombre, mujer de las mil batallas.

La fuerza de tu mirada, con el valor no se esconde.

Hay que plantar la esperanza en el lugar donde duele,

para que crezca bien fuerte, en el miedo que acompaña.

— Mujer de las mil batallas (Manuel Carrasco) –

 

_Hadock_ (Flickr)
_Hadock_ (Flickr)

De las mujeres dicen que somos complicadas. Y que deberíamos venir con un manual de instrucciones debajo del brazo. Yo diría que cada persona es distinta y ahí está el verdadero encanto del ser humano. Saber esforzarse en entender al otro, ponerse en su lugar, empatizar,… No es sencillo, pero con un poco de esfuerzo se consigue.

Dicen que nos gusta hacernos las difíciles, que no nos sirve cualquiera. ¡Esa es la idea! Queremos a una persona que valga la pena y no quedarnos con el primero que pasa. Ya no esperamos a que el príncipe azul llegue en su caballo blanco ni salimos a buscarlo a la desesperada; simplemente, hacemos marcha.

Dicen que somos independientes. Que hacemos lo que queremos y no contamos con nadie ¡Por fin! Se acabó el dejarse llevar siempre y no pensar en nosotras mismas. ¿Qué quieres hacer hoy? Las opciones son infinitas: cine, piscina, gimnasio,… Tú eliges. No te autolimites; que nadie decida por ti.

 

FranUlloa (Flickr)
FranUlloa (Flickr)

Dicen que ya no creemos en el amor. Yo prefiero pensar que hemos abierto los ojos, que hemos dejado de creer en las películas de Disney, que tanto daño han hecho. Creemos en las historias que surgen de la amistad y la confianza y que se fortalecen en el respeto.

Dicen que somos egoístas y nos quejamos de todo. Luchadoras, oiga usted. Sabemos defender lo que queremos y peleamos por conseguirlo con uñas y dientes. ¿Egoístas? Lo damos todo por los nuestros. Gánatelo.

Dicen que no nos entienden, que vivimos de las indirectas y jugamos con las dobles intenciones. Que no les damos señales. Y no, ni nostras somos de Venus, ni ellos son de Marte.  Si no sabes qué pienso, pregúntame; si no entiendes lo que digo, pregúntame. La comunicación es la base de toda relación humana, no deberíamos olvidarlo.

Dicen que somos indecisas y que no sabemos lo que queremos. ¡Que hasta nos cuesta elegir postre! Selectivas diría yo. Tratamos de pensar bien las cosas y elegir lo mejor. ¿Y a quién no? Nos gusta sopesar las decisiones, oír segundas opiniones, repasar todas las opciones. Comparar, probar, equivocarnos, intentar.

 

Carles Cerulla (Flickr)
Carles Cerulla (Flickr)

También dicen que no sabemos dar el primer paso. Pero si lo damos, parece que nos vamos a comer el mundo y hasta damos miedo. ¿Hombres o mujeres? Da igual, lo importante es ser valiente y dar ese primer paso.

 

Hay una mujer al principio de todas las grandes cosas”. (Alphonse de Lamartine)

Anuncios