Entre Suspiros y un Café
Especiales

Todo lo que podría haberte dicho

Los besos que perdí,

por no saber decir:

“te necesito”.

Y la vida siguió,

como siguen las cosas que no

tienen mucho sentido.

— Donde habita el olvido (Joaquín Sabina) —

 

patrmach (Flickr)

patrmach (Flickr)

Nunca te dije que jugaba a adivinar lo que pasaba por tu mente. Hubiera sido más fácil preguntarte, pero le hubiera quitado emoción. Mejor lo imaginaba, siempre he sido una soñadora compulsiva. Lo sé, me creaba expectativas que la mayoría de veces no se cumplían. ¡Imaginación al poder!

Nunca supiste lo mucho que me gustaba tu forma de ser, tu saber estar. Tú forma de lograr todo lo que te propones, sin dejar nunca de luchar. Tu empeño por hacerlo todo lo mejor posible, de superarte, de sobresalir sobre los demás. Nunca te dije que vale la pena traspasar tu fuerte coraza para conocerte realmente; es un precio que pagaría mil veces más.

En algún momento pensé decirte que te favorecía el color rojo. El rojo, el negro,… Cualquier cosa que te pusieras te quedaba bien. Y tu colonia, ese olor inconfundible que invadía cualquier lugar por el que pasabas. Parecía una fragancia hecha a tu medida. Tan tuya, que se me hace imposible asociarlo a cualquier otro.

__MaRiNa__ (Flickr)

__MaRiNa__ (Flickr)

Podría haberte dicho que tu risa era contagiosa, y que me perdían los hoyuelos que enmarcan tus ojos cuando sonreías. Que daba igual lo que dijeras, si tú eres feliz, yo también lo era y el resto no importaba. Que tu mirada paraba el mundo, y que sin hablar, me decía tanto. Eso tampoco te lo dije.

Creo que no te dije que me encantaba cuando te hacías el duro, tratando de ocultar tu lado más romántico, que sin embargo, no conseguías esconder tan fácilmente. Te delatabas. Esos detalles que te hacían único, que me sorprendían sin esperarlo. Nunca te dije que fuiste el primero en regalarme flores. Me encantaron, por cierto. Y que me ganaste el mismo día que nos conocimos. Todo un mérito.

Podría haberte contado lo feliz que era a tu lado. Puede que fuera obvio y por eso no te lo dijera, pero era así. Que en mis sueños de futuro tenías el papel protagonista. Que conseguías alejar mis nubarrones y sacarme de mis enfurruñamientos, que no son pocos. Podría haberte dicho tanto… y te dije tan poco.

Nunca te dije que tengo un blog… y que a veces, la mayoría de las veces, me inspiro en ti para escribir.

 

“Las cosas que no se dicen, suelen ser las más importantes. Pero, ¿acaso no es siempre así?” (Película “Cosas que nunca te dije”).

Patricia.   

Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

  • Responder
    Jaume Vicent
    4 septiembre, 2014 a las 7:11 am

    Las cosas importantes no necesitan ser dichas, las cosas importantes se demuestran. Son como el movimiento, que se demuestra andando.

  • Responder
    Marleah Make Up
    4 septiembre, 2014 a las 11:26 am

    Hola!!
    Qué misteriosa xiqueta! ¿Quién será ese chico del que hablas? Me ha encantado la forma de redactar el post.
    Besos!

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    4 septiembre, 2014 a las 6:51 pm

    Sí, y a veces hasta que no se dejan de demostrar no se aprecian de verdad 🙂

    ¡Un abrazo!
    Patri.

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    4 septiembre, 2014 a las 6:52 pm

    No sabes lo que me gusta que te guste lo que escribo 😉

    ¡Eres un solete!

  • Responder
    Esther Barbero
    5 septiembre, 2014 a las 7:51 am

    Patri, por desgracia, aún diciendolo todo, a veces no es suficiente. Me ha gustado MUCHÍSIMO¡¡ Un beso. Esther

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    5 septiembre, 2014 a las 1:52 pm

    Sí Esther, hay veces que aunque lo des todo y lo digas todo, no hay nada que hacer. Pero seguro que a la próxima habremos aprendido de la experiencia.

    ¡Un besazo Esther!

  • Responder
    Mari Luz Garcia paya
    4 abril, 2016 a las 1:29 pm

    Hoy aniversario de la muerte de mi padre y me encuentro con este texto
    Ya se que el protagonista no es un papa,pero para mi ha sido maravilloso porque me ha recordado tantas cosas de mi querido padre, su perfume inconfundible, su sonrrisa con sus oyuelos y tantas cosas que he leido en el texto que me han emocionado y me han recordado a él
    Hay muchas cosas que nunca le dije y lo siento tanto

    • Responder
      Entre suspiros y un café
      4 abril, 2016 a las 7:08 pm

      Se me ha puesto la piel de gallina al leer que mi texto te ha traído bonitos recuerdos de tu padre… Me alegra saberlo y pensar que de alguna manera te ha hecho bien.

      Como consejo te diré, no dejes en el tintero nada de lo que quieras decir. No dejes que se te queden esas espinitas que a la larga hacen tanto daño. Vive al día el presente y no te arrepentirás.

      Un beso enorme Mari Luz, bienvenida.
      Patri.

  • Responder
    Cristi
    20 abril, 2016 a las 11:26 am

    Parece mi historia…Me has hecho llorar!!
    Me encantan tus textos, son tan “yo”…Gracias!!

    • Responder
      Entre suspiros y un café
      25 abril, 2016 a las 8:44 pm

      ¡Muchas gracias Cristi! Me alegra que te emocionen mis historias, que te sientas identificada y las vivas como tuyas.

      ¡Un beso! Y bienvenida 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traducir »