Entre Suspiros y un Café
Especiales

¡Vivan los novios!

Is it the look in your eyes,

Or is it this dancing juice?

Who cares baby?

I think I want to marry you

— Marry you (Bruno Mars) —

 

Fuente: Yon Garin (Flickr)

Yon Garin (Flickr)

Mientras los invitados iban llegando al precioso jardín donde te verían dar el sí quiero, tú te dabas los últimos retoques. Era tu día. Y todo iba a salir perfecto. Tras meses de nervios, preparativos y pruebas, había llegado el día D. La pequeña del grupo se nos casaba y la alegría flotaba en el ambiente.

Estabas espectacular cuando hiciste tu salida de casa de tus padres. La emoción nos embargó, por primera vez de muchas en un día que prometía ser inolvidable. Al igual que a nosotros, cautivaste a familiares, amigos y allegados, cuando te vieron aparecer en el jardín, cogida del brazo de tu padre, que lucía orgulloso y feliz como nadie.

Fuente: Maximo Lopez (Flickr)

Maximo Lopez (Flickr)

Y sonaron los primeros acordes musicales, acompañando un bonito atardecer. Ceremonia, primeras lágrimas, miles de fotografías, risas, miradas cómplices. Todos fuimos testigos del bonito momento que compartisteis con nosotros. Como marido y mujer recorristeis vuestros primeros pasos bajo una lluvia de colores, al final de la cual os esperaban las primeras felicitaciones, abrazos y consejos que todos queríamos daros.

Una velada cargada de sorpresas, gritos, risas y aplausos que os acompañaban en todo momento. Cuidaste todos los detalles, supisteis sorprendernos, hacernos reír, hacernos bailar. Y aunque siempre hay alguien que hubierais deseado que estuviera ayer y no pudo ser, seguro que os sentisteis arropados desde el primer momento.

 

Fuente: Yon Garin (Flickr)

Fuente: Yon Garin (Flickr)

Gracias. Sólo me queda decirte: GRACIAS. Con letras mayúsculas, porque te lo mereces. Gracias por los buenos momentos, de ayer y de siempre. Por las risas, las sorpresas y cada uno de los incontables abrazos que siempre tienes para mí. Por ser como eres, por estar siempre ahí. Por hacerme partícipe en tu gran día y guardar un rinconcito para mí en tu vida.
Gracias guapa.

 

Patricia.

Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

  • Responder
    Cecil Vedemil
    15 septiembre, 2014 a las 4:16 pm

    Es curioso, nunca he ido a ninguna boda jejeje. Bonito post patri 🙂 besoos

    xx Cecil

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    15 septiembre, 2014 a las 7:59 pm

    Hace poco estuve en la boda de una de mis mejores amigas. Un día muy emocionante y cargado de buenos recuerdos. Imagínate, somos amigas desde los 4 añitos, que se dice pronto. ¡Toda una vida!

    Un beso Cecil

    PD: no es cuestión de ir a muchas bodas, sino de ir a bodas especiales. Ya te llegarán 😉

  • Responder
    Marleah Make Up
    18 septiembre, 2014 a las 7:01 pm

    Muchas gracias xiqueta por la entrada!! Me ha emocionado igual que nos emocionamos ese día. Y pensar que ya ha pasado casi un mes… Cómo pasa el tiempo de rápido!!!
    Me encantó compartirlo contigo y espero que te gustara la sorpresita.
    Besos!!

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    18 septiembre, 2014 a las 7:15 pm

    Fue un acontecimiento muy entrañable y precioso. Estoy orgullosa de haberlo disfrutado contigo, y la sorpresa… ¡qué decir de la sorpresa! Me encantó, me emocionó y me dejaste pensando que soy muy feliz de tenerte como amiga. ¡Vales muchísimo!

    Un besazo GUAPA

  • Responder
    regalos para boda
    12 noviembre, 2014 a las 11:08 am

    Hola, somos una empresa que nos dedicamos a organizar bodas, comuniones y otros eventos y estoy encantada con lo que he visto en tu artículo ya que nos dais muchas ideas para nuestros proyectos.

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    12 noviembre, 2014 a las 1:46 pm

    ¡Me alegro mucho! Encantada de entretener y además dar ideas. La historia está inspirada en Marleah Make Up, por si quieres pasarte por su blog.

    Un saludo,
    Patri.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traducir »