Entre Suspiros y un Café
Reflexión

¡Vivan los novios!

Él. Ella. Y toda una historia.

De esas que comienzan de  la manera más imprevista y que no hace sospechar lo lejos que llegará. De esas que va de menos a más y que, en algún momento, se deja de pensar en el final. Un primer capítulo como muchos otros pero, a la vez, como ninguno otro.

pareja

Una historia con más de un giro argumental, con sus cambios de escenario, de sueños y entreactos. Con sus malos momentos, pero pocos entre tantos buenos. Con muchas más lágrimas de alegría que de tristeza y con un gran repertorio de besos, cariño y abrazos.

Con dos protagonistas que aprenden a entenderse hasta en medio de la peor tormenta. Que aprenden a salvar distancias, a encontrar soluciones y seguir mirándose a los ojos. Una pareja que sabe que, juntos, llegarán todo lo lejos que quieran.

Dos mundos que orbitaban a distintas velocidades y que se acompasaron hasta formar un universo nuevo. A su ritmo. Con su propio sol que daba luz y vida. Con su propia luna a la que pedir deseos en la oscuridad de la noche. Con sus propias rotaciones, estaciones y cambios de ciclo.

Una pareja que empezó a componer su propia música, a crear acordes y a cantar pese a los desafinos. Pese a no entender mucho de corcheas, sostenidos y bemoles. Pero que aprendió a leer el pentagrama a su manera y a cantar las mismas letras.

Una historia que fue sumando minutos, años y recuerdos.

boda

Un amor que, con mucho mimo, fue a más. Que quemó etapas a su paso, que aprendió a acelerar y frenar y a resguardarse de la lluvia. Que aprendió a regularse, a protegerse del frío y a disfrutar del más diminuto detalle.

Un amor que aprendió a respetarse, a encontrar su espacio, a darse tiempo. A compartir momentos, alegrías… e incluso lo menos bueno. A perdonar pronto y a no arrastrar desechos.

Un viaje que comenzó a dos ruedas para pasar a cuatro. En el que sortear más de un bache, agujero o terraplén. En el que sumar pasitos hacia delante a pesar de algún paso en falso o hacia atrás. En el que aprender a recular, a salirse del camino y a inventarse uno sobre la marcha.

Un viaje que los llevó a rodearse de quienes más los querían, a jurarse un para siempre y a decirse sí, quiero.

¡Vivan los novios!

 

Patricia Ayuste.

 

 

Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

  • Responder
    Cecil Vedemil
    15 septiembre, 2014 a las 4:16 pm

    Es curioso, nunca he ido a ninguna boda jejeje. Bonito post patri 🙂 besoos

    xx Cecil

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    15 septiembre, 2014 a las 7:59 pm

    Hace poco estuve en la boda de una de mis mejores amigas. Un día muy emocionante y cargado de buenos recuerdos. Imagínate, somos amigas desde los 4 añitos, que se dice pronto. ¡Toda una vida!

    Un beso Cecil

    PD: no es cuestión de ir a muchas bodas, sino de ir a bodas especiales. Ya te llegarán 😉

  • Responder
    Marleah Make Up
    18 septiembre, 2014 a las 7:01 pm

    Muchas gracias xiqueta por la entrada!! Me ha emocionado igual que nos emocionamos ese día. Y pensar que ya ha pasado casi un mes… Cómo pasa el tiempo de rápido!!!
    Me encantó compartirlo contigo y espero que te gustara la sorpresita.
    Besos!!

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    18 septiembre, 2014 a las 7:15 pm

    Fue un acontecimiento muy entrañable y precioso. Estoy orgullosa de haberlo disfrutado contigo, y la sorpresa… ¡qué decir de la sorpresa! Me encantó, me emocionó y me dejaste pensando que soy muy feliz de tenerte como amiga. ¡Vales muchísimo!

    Un besazo GUAPA

  • Responder
    regalos para boda
    12 noviembre, 2014 a las 11:08 am

    Hola, somos una empresa que nos dedicamos a organizar bodas, comuniones y otros eventos y estoy encantada con lo que he visto en tu artículo ya que nos dais muchas ideas para nuestros proyectos.

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    12 noviembre, 2014 a las 1:46 pm

    ¡Me alegro mucho! Encantada de entretener y además dar ideas. La historia está inspirada en Marleah Make Up, por si quieres pasarte por su blog.

    Un saludo,
    Patri.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: