Si fueras una historia…

“Cuando el primer niño rió por primera vez, su risa se rompió en mil pedazos que saltaron por los aires en todas direcciones, y así fue como aparecieron las hadas. Por eso debería haber un hada para cada niño y cada niña. Aunque hoy en día los niños saben tantas cosas que dejan de creer muy pronto en las hadas, y cada vez que un niño dice “yo no creo en las hadas”, en alguna parte cae muerta un hada”. (Descubriendo Nunca Jamás)

 

Fuente: Tonymadrid Photography (Flickr)

Tonymadrid Photography (Flickr)

Como reza el título de un libro, la gente feliz lee y toma café. Durante toda mi vida, me he dedicado a ser feliz imaginándome la protagonista de cada libro que ha pasado por mis manos, entre suspiros y algún café, horas robadas a la noche y minutos ganados en el metro.

¿Te imaginas ser un libro?

Te leería despacio, saboreando palabra a palabra, pasando con cuidado las páginas para no perderme detalle. Cada nuevo capítulo sería una nueva promesa de ratos de diversión y amigos que conocer. Te cuidaría como si fueras mi regalo más preciado, mi más valioso tesoro.

Si fueras un libro nos trataríamos de tú a tú, podría conocerte tal cual eres, con tus historias por contar y tus misterios por descubrir. Tus momentos dubitativos, tus arrebatos de pasión y tus secretos más profundos estarán a salvo conmigo. Nos emocionaríamos juntos y andaríamos de la mano dejando nuestras huellas en un camino por inventar.

 

Fuente: Francisco Javier Cornejos (Flickr)

Francisco Javier Cornejos (Flickr)

Te llevaría conmigo a todas partes; me acompañarías en los cortos trayectos en autobús para entretenerme entre parada y parada. De vez en cuando levantaría la vista para mirar por la ventana y ver a una ancianita llevando de la mano a su nieto al cole. Y volvería contigo. Siempre contigo.

Llenarías esas tardes de domingo tranquilas, en las que aprovecho para desconectar del mundo y soñar. Me ayudarías a fantasear con viajes increíbles,  paisajes de ensueño y caballeros de otras épocas. Correría innumerables aventuras y viviría las historias de amor más fascinantes que se hayan escrito. A tu lado, porque sin ti nada tiene sentido. Me dejaré llevar.

Me harías reír, y hasta me robarías alguna que otra lágrima. Me harás tomar decisiones complicadas, a veces incluso de jaque mate. Me harías suspirar mientras me imagino como la protagonista de la historia. Y cuando me vaya a dormir, te evocaré en sueños, dejaré volar la imaginación y crearé el futuro que nos espera juntos. Conseguiremos imposibles.

 

Fuente: Jorge Luis G (Flickr)

Jorge Luis G (Flickr)

¿Y qué sería del final? Ay, dichoso final… Intentaría retrasarlo con todas mis fuerzas, alargando los segundos y mandando callar al tiempo. Pero como inevitablemente llegaría, un vacío interior me invadiría y trataría de retener en mi memoria cada momento, cada instante, cada letra compartida. Para siempre. Lo haría un poco más mío, sería egoísta. Algo tuyo y mío. Y de nadie más.

“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. (Henry Miller)

Patricia.

Anuncios

14 pensamientos en “Si fueras una historia…

  1. Precioso texto. Es cierto que hay libros que enamoran. Y nunca se quejan, aunque los dejes en un estante muriéndose lentamente de polvo y olvido. Al contrario. Cuando vuelves a ellos siempre te reciben con las páginas abiertas de par en par. Porque ellos nunca se olvidan de quien un día los leyó. Y les encanta hacer felices a quienes deciden sumergirse en el embriagador aroma de las palabras que contienen. Un saludo.

    Me gusta

  2. ¡Así vale la pena ser libro!
    Buena entrada, como siempre. Si cada uno fuésemos un libro, habría mucho cuentos chinos, alguna que otra comedia mala, dramones a lo Corín Tellado, panfletos, hojas en blanco y unas pocas, pero muy interesantes, grandes novelas.
    Me gustan los cambios que has hecho,
    ¡Un abrazo!
    Jaume.

    Me gusta

  3. Qué bonito, Patricia :). Creo que a todo el mundo le gustaría la idea de ser un libro para que nos tratasen así y para ser capaces también de dejar esas sensaciones en los demás. Sí… no es una mala idea :).

    Un beso.

    Me gusta

  4. ¡Muchas gracias Jennifer! Creo que a nuestro modo, cada uno es un libro con una historia propia que pasar. Por eso nos acercamos a veces a personas con historias parecidas a las nuestras y a veces arriesgamos a conocer a gente distina.

    ¡Un beso y gracias por tu comentario!
    Patri.

    Me gusta

  5. Uau… Siempre he pensado que los libros sacan lo mejor de mi. Siempre que leo algo, creo un nuevo grupo de amigos entre los personajes, y cuando se acaba la historia me siento sola porque no tengo más. No se si me explico… jajaja

    Te superas Patri, me has dejado sin palabras con esta entrada!!

    Me gusta

  6. ¡Cecil eres un sol! Me ha emocionado tu comentario ;). Y sí que te entiendo. Me encanta sumergirme en la historia, vivirla como si yo fuera una de los protas y cuando lo acabo me queda un gran vacío… De hecho me cuesta unos días volver a coger otro libro jeje.

    ¡Un besazo guapa!
    Patri.

    Me gusta

  7. Que pedazo entrada!!
    Jo claro que me gustaria ser un libro!
    Y en manos siempre de alguien que supiera apreciarme.
    Me has recordado con esta entrada a las sensaciones que dejo en mi, el ultimo libro del que pude disfrutar, no sabes lo feliz q me ha hecho recordar esa sensación.
    Hasta dentro de un tiempo no podré disfrutar de la lectura, asi que cuando la eche de menos me volveré a leer esta entrada jajaja
    Muchos besitos ♥

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s