La esencia de lo invisible

Adiós -dijo.

-Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto. Es muy simple: no se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.

-Lo esencial es invisible a los ojos -repitió el principito, a fin de acordarse.

— El principito –

Fuente: Chris Zielecki (Flickr)

Chris Zielecki (Flickr)

Dicen que lo invisible crea lo visible. Eso que se oculta en nuestro interior, protegido o no, eso depende de nosotros mismos. Eso que está ahí, aunque no se vea; que nos habla, nos grita, nos sacude y hasta nos hace sentir. No puedes verlo, tampoco tocarlo, pero sabes que está. Simplemente lo sabes.

Es como un poder que te ayuda a crear las oportunidades que tú quieres, a edificar tus sueños más anhelados y a construir las situaciones que te lleven a ello. Es una capacidad de crecer por dentro y por fuera, de aprender de ti mismo y de los demás, de reinventarte continuamente. De fortalecerte, de transformar lo que no te guste, de ir a más.

Lo invisible es como ese amigo que siempre está a tu lado. Incondicional como pocos, sincero  como debería siempre ser. De esa clase de personas que aún sin  buscarla, aunque lejana físicamente o ausente en apariencia, aparece cuando se necesita. Dispuesto a darlo todo, y sin exigir nada a cambio.

Fuente: Lance Ulrich (Flickr)

Lance Ulrich (Flickr)

Es una palabra de ánimo en el momento oportuno, o el gesto que encuentras cuando crees perdida la señal para continuar. Es lo que te impulsa hacia adelante y te impide desviarte del camino. Tu camino. Es la fuerza, conocida como voluntad, que te da lo que necesitas para hacer lo que quieras hacer.

Es la llamada que cambia tu vida en un segundo, tan inesperada como impactante. Es la intuición que te dice que todo irá bien, aunque nada lo haga. Es la mano en el hombro o la palmadita que sin palabras, hablan por sí solas. Es el empujón que nos obliga a caminar o el codazo que nos dice: por ahí no.

Es la luz que ilumina tu paso, las estrellas que brillan en la soledad de la noche. Es ese olor familiar que te reconforta y te hace sentir seguro, te hace sentir como en casa. Es el hechizo que a todos cautiva y que embrujan por deseo propio. Es la energía para romper muros que separan y levantar puentes que unen.

Fuente: -JosephB- (Flickr)

-JosephB- (Flickr)

Es la compañía y la sensación de no estar solo. Es la certeza de tenerlo todo, sin tenerlo. Que mejor simplificar hasta que todo encaje, que el dicho menos es más siempre se cumple, aunque no nos lo parezca.

 

Lo invisible existe sólo porque no se ve. (Entre la espada y la pared – Fito & Fitipaldis)

Patricia.

Anuncios

13 pensamientos en “La esencia de lo invisible

  1. “Es la intuición que te dice que todo irá bien, aunque nada lo haga”
    Me quedo con esa frase porque lo he sentido así muchas veces :). Una de esas entradas positivas que siempre gusta leer y recordar.

    ¡Besos!

    Me gusta

  2. Vengo del blog de La chica que comía margaritas, y claro está, como todo lo que ella recomienda, ha sido un verdadero placer leerte. Adoro El principito, y cuando he escuchado mi intuición, las cosas han funcionado mucho mejor que cuando no lo he hecho. Un besote y encantada de conocerte.

    Me gusta

  3. Pingback: Cuando tomamos conciencia – Entre suspiros y un café

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s