Sorpréndeme.

Tráeme 31 días para mí, con sus amaneceres y sus anocheceres, con sus madrugones y sus desvelos. 31 planes, como mínimo, yo me encargo de multiplicarlos por dos. O por tres, lo que haga falta. Que no voy a desperdiciar ninguno, lunes incluidos.

Dame momentos, yo crearé oportunidades.

Tráeme regalos, sonrisas y abrazos. Que me lluevan las felicitaciones a raudales, dejaré el paraguas a un lado, me empaparé bien. Las cenas que acaban con brindis y las velas por soplar. Reuniones con amigos, planificadas o espontáneas del último momento. Sí, lo adivinaste, es mi cumpleaños.

6d7cd-4452305612_2a6546f26b_z

Tráeme las Fallas, por fin. Una de mis debilidades más querida. Llena mi ciudad de traca, ruido y gente. Fiesta para todos, emoción compartida. Que no todo es caloret. Y no te olvides de la música, esa que nos hace bailar y cantar hasta perder la noción del tiempo. Que la alegría invada las calles, que no pensemos en otra cosa. El día 20 borrón y cuenta nueva. Prometido.

Tráeme la primavera, esa que surge siempre tras un largo invierno, aunque a veces se haga de rogar. ¡Que ya la echo de menos! Que nos revolucione la sangre, la adrenalina y lo que haga falta. Que acelere latidos y exprese puntos, comas y haches, que no se deje nada. Que renueve lo pasado y que despierte a lo dormido.

Tráeme el color. Impregna el ambiente de luz y de sol, de frescura y de bonitas flores. De aire libre y brisas primaverales. De resurgir y renacer. Roba tiempo al tiempo, minuto a minuto, y que el día le gane espacio a la noche.

d745e-14175173563_1134c7c92a_b

Tráeme pequeñas grandes escapadas. En familia o en pareja, con amigos o por mi propia cuenta. Los primeros paseos por la playa o los tranquilos picnics en la montaña. Cambiar gimnasio por aire puro y fresco. Y si llueve, no pasa nada, ya nos adaptaremos.

Porque sí, porque toca.

Tráeme cambios y variantes, yo jugaré con las variables. Dame tú el esquema, yo probaré suerte con el diseño. Que dibujar en papel nunca se me dio bien, pero en mi mente no hay imposibles. Reharé los borradores una y mil veces, será por ganas. Seguiré el programa a mi antojo, el orden, a veces, no es lo que importa.

 

Paso a paso, llegaremos lejos.

 

Patricia.

Anuncios