Entre Suspiros y un Café
Reflexión

3, 2, 1,… ¡Acción!

Dicen que una acción vale más que mil palabras.

Que es fácil padecer miedo escénico y temer subirse al escenario. Exponerse a los focos. Temblar con la idea de comenzar una nueva escena, un nuevo diálogo y conocer un nuevo personaje. Terminar los ensayos y ponerse delante del público.

Reaccionar ante el grito de acción.

principio

Que se pueden tratar de esconder los nervios bajo una fachada. Bajo una máscara. Y fingir que todo va bien. Que nada puede salir mal.

Que la indecisión puede paralizarte en el momento más inoportuno. Que te puedes trabar al leer el guion en voz alta y que se te escapen detalles. Que pongas comas, puntos y pausas donde no corresponde y aceleres cuando no toque. Que puedes olvidar la primera línea. Y todas las siguientes.

Y que no pasa nada.

Que las mariposas en el estómago pueden ser inevitables. Que te puedes equivocar más de una vez. En los momentos más tontos. Y en los más críticos. Tratar de conocer el final pese a saber que te falta todo el principio. Saber que un segundo es suficiente para cambiarlo todo.

Para poner tu vida patas arriba.

Que el tiempo se escurre a mayor velocidad de lo que parece. Que lo que hoy es seguro, mañana puede no serlo. Que lo que se antoja lejano, mañana puede llamar a tu puerta.

Que nada es seguro, salvo el cambio.

Que es mejor no obsesionarse con los grandes planes. Y que nada como improvisar sobre la marcha. Que hay promesas que caducan y listas que no se cumplen. Que hay sueños que se quedan en papel, en los últimos segundos de diciembre, en las palabras que se lleva el aire.

Que hay que elegir bien las ilusiones por las que pelear y los recuerdos a guardar. Que no todo sirve. Que muchos se borran si los olvidas. Que el amarillo es un color como cualquier otro y que un papel secundario te puede devolver el protagonismo que mereces.

Que hay discursos de agradecimiento y agradecimientos que llegan al corazón. Pero que hay que sentirlos.

acción

Que partir de cero es necesario y que reescribir el guion no tiene nada de malo. Que es mejor vivir de corazón que de memoria. Superar el miedo al directo y a no estar a la altura. No medir tu éxito según los aplausos que recibas.

Pero aplaudirte siempre que lo merezcas. O que lo necesites.

Que pasar del papel a la acción no es fácil, pero se aprende.

Que una cosa es pensarlo y otra hacerlo. Pero si no empiezas, nunca lo harás.

Que, a veces, es cuestión de contar hasta diez. O de contar hacia atrás.

Y que comience la acción.

 

Patricia Ayuste.

Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

  • Responder
    Ana Martínez
    24 marzo, 2015 a las 11:00 pm

    Sin palabras…
    Hace tiempo que no me pasaba por aquí, y encontrarme con esto 🙂
    Me ha encantado el tema, como si la vida fuera una obra de teatro, y esa mascaras que a veces usamos me han recordado a las del teatro griego…
    Un besin Patri ♥

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    25 marzo, 2015 a las 9:02 pm

    ¡Gracias Ana! Qué alegría saber de ti. Últimamente he estado un poco desconectada, a ver si vuelvo a ponerme al día.

    ¡Un beso guapa!

  • Responder
    Ein Tag mit Pepa
    26 marzo, 2015 a las 9:51 am

    que bonito! Es verdad, a veces salirse del guion es el mejor papel que te puede esperar, un beso!

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    26 marzo, 2015 a las 7:24 pm

    ¡Gracias guapa! Un beso muy fuerte,
    Patri

  • Responder
    Juanan G.C.
    27 marzo, 2015 a las 9:57 am

    Hola Patri, es muy cierto eso de que la vida es como un teatro y nosotros, los actores, los que tenemos en nuestra mano las posibilidades que nos da la fortuna. Nosotros somos los que estamos en el escenario y mejor que nadie sabemos lo que tenemos que hacer para triunfar, pero debemos saber que no todo es triunfo, que también hay decepción y derrota y que de eso también se aprende. Perseguir objetivos plausibles está fenomenal y adaptarse a lo que vaya viniendo, mucho mejor.
    Me ha encantado el relato, feliz finde!!!

  • Responder
    piensoenamarillo
    27 marzo, 2015 a las 3:53 pm

    No sé por qué mi lector de WordPress ya no me avisa de tus nuevas entradas, pero bueno… Siempre transmites una alegría y unas ganas de comerte el mundo increíbles y es me encanta 😀

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: