Entre Suspiros y un Café
Reflexión

Un pequeño lujo

Dicen que los verdaderos amigos son la familia que escoges.

alegrias

Que no hay mejor red social que una mesa a la que se sienten las personas que más te importan. Con quienes las risas suenan el doble de alto, las alegrías se multiplican y las tristezas se destripan hasta hacerlas desaparecer. Con quienes los pequeños éxitos se convierten en grandes celebraciones y se crean los mejores recuerdos para no olvidar.

Que, a menudo, una palabra amiga es suficiente para sacarte del pozo en el que te has hundido, de la duda que te ata o de la indecisión que te impide dar un paso más. Suficiente para ver mejor lo que antes no había manera, para abrir los ojos o para espabilar por fin. Suficiente para hacerte ver que le dabas demasiados vueltas a algo que no valía tanto la pena.

Ni la tristeza.

Que contar con un hombro amigo sobre el que llorar alivia más que simplemente hablar por hablar. Que no cualquiera sirve, ni cualquiera te entiende. Que hay miradas que saben interpretar silencios, palmadas en la espalda que despiertan de las peores pesadillas y pequeños gestos que marcan grandes diferencias.

amigos

Que la verdadera amistad no trata de quién te conoce mejor o de quién llegó primero, sino de quién nunca se fue. Quien quiso y supo estar. En las buenas, en las maduras y en las turbias. Quien nunca dejó de darte la mano, de caminar hombro con hombro, de ayudarte a salir de dónde fuera. Quien te dejó hacer y ser tú.

Que un «todo irá bien» en boca de un amigo suena más cierto y que en cualquier reencuentro parecerá que el mundo se para y que no ha pasado el tiempo. Que si no puede levantarte, se tumbará en el suelo, a tu lado.

Que hay amigos por quienes no pasa el tiempo y poco importa la distancia. Porque con una llamada borran los kilómetros que os separan y con un abrazo olvidas hasta el peor de tus días.

amistad

Que los buenos amigos aparecen cuando todos los demás se han ido. Que no se cuentan con los dedos, sino que se sostienen con ambas manos. Que en las malas son donde mejor los conoces.

Que hay amigos que te hacen sentir que nunca estás a solas, aunque no se encuentren cerca. Quienes te dan seguridad, refugio y calor en las noches más frías. Quienes vives tus  alegrías como si fueran suyas y saben cuándo callar y cuándo decir lo que toca.

Que la amistad es un tesoro que adquiere valor con el tiempo y que acaba por convertirse en fortuna.

Que los amigos son ese pequeño lujo convertido en necesidad.

 

Patricia Ayuste.

Publicaciones relacionadas

No hay comentarios

  • Responder
    Chelo
    2 junio, 2015 a las 5:03 pm

    ¡Es que no podía dejar de hacerlo! Te he nominado al premio Liebster Awards Blogs, porque te leo y parece que estés transcribiendo mi pensamiento (si puedes asómate a mi post: http://cheloferrerblog.blogspot.com.es/2015/01/bienvenido-2015.html y verás…)

    Pero vayamos al grano. Te decía que te he nominado, y espero que te haga tanta ilusión como a mí.

    Te dejo el enlace de mi blog, para que puedas recoger el premio, ¡enhorabuena Patricia!

    http://cheloferrerblog.blogspot.com.es/2015/06/es-mi-premio-recogi-esta-semana-de.html

  • Responder
    Marleah Make Up
    3 junio, 2015 a las 12:04 pm

    Esos días o noches en que por fin se consigue reunir a todos los amigos son estupendas. Charlas, risas,… de todo un poco que hace que la velada se pase de una forma maravillosa. Cuesta muchas veces que eso pase, porque lo normal es ir quedando a pequeños grupos dentro del grupo original, pero se disfruta mucho ese tipo de quedadas. Y las que cada uno lleva una cosa son geniales. Se ahorra dinerito y se prueban las especialidades de cada uno. No hay nada mejor.
    Esperemos que no pase mucho tiempo hasta repetir.
    Besos!!

  • Responder
    Ein Tag mit Pepa
    4 junio, 2015 a las 6:39 am

    tienes toda la razón, nada mejor que una buena cena con amigos! Es verdad que la rutina a veces pesa mucho, pero ya la quiesiera yo para mí que los echo de menos ! Un beso!

  • Responder
    Erika Martin
    4 junio, 2015 a las 8:37 am

    Hola Patri,
    tienes razón, con el tiempo nos volvemos más selectivos con los amigos pero los de toda la vida siguen están ahí para disfrutar y compartir las rutinas de toda la vida como pej ver Eurovisión jiji. Yo vi el concurso con mis amigas del parvulitos, imagínate, nos conocemos desde hace más de 30 años.
    Me ha encantado la entrada.
    Un besazo!

  • Responder
    Etérea
    5 junio, 2015 a las 11:22 pm

    ¡Holiiiiii! Me ha gustado mucho como has descrito esa quedada con tus amigos. Para ver Eurovisión o para lo que sea (yo de hecho lo ví con mis compañeros de piso y una de sus parejas). Lo vivimos lo mejor que pudimos, con intensidad, con tensión, cantando, gritando, repitiendo el “uuuuuuuuhhhh I'm a warrior” (porque he de reconocer que me encantó la canción de Georgia), fue mi indudable ganadora. También coincidimos en que el hecho de que Australia quedase en un puesto mucho mayor que España, siendo su primer año, significaba que algo estábamos haciendo mal (pero desde hace muchos años atrás). Aunque sí he de reconocer que me gustó la actuación de España, fue incomparable a ninguna (exceptuando el pequeño gallito del final jijijijiji)…

    ¡Lo dicho! Cuando quedéis disfrutad y mucho porque nunca se sabe cuando volveréis a coincidir. En mi caso me cuesta coincidir mucho con mis amigas, y discrepo muchisisisisiiiiiiiisimo sobre que los mejores amigos son los que se conocen desde la infancia porque yo tengo unas muy grandes amigas que llevo en mi corazón esté donde esté.

    ¡Pasa un buen fin de semana guapa, disfruta de tus amigos, de tus cenas, de tus fiestas, de tus idas y venidas… De la vida en general y en particular de tu propia experiencia!
    ¡Muchos besitos!

    Etérea

  • Responder
    Álvaro (Memorias de una cinta VHS)
    11 junio, 2015 a las 10:31 am

    Yo tengo la fortuna de conservar a un par de amigos desde los 5 años. Es diferente a cualquier otro tipo de amistad. Con gestos eres capaz de saber lo que la otra persona siente. Son hermanos sin parentescos.

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    12 junio, 2015 a las 6:48 am

    ¡Muchísimas gracias Chelo! Es todo un honor recibir el premio, me alegra pensar que te gusta lo que escribo y que me has considerado candidata para tal reconocimiento.

    ¡Muchos besos!
    Patri.

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    12 junio, 2015 a las 6:59 am

    ¿Te suena la noche, verdad? Disfruté como una enana, y espero que no tardemos tanto en repetir 😉

    ¡Un beso enoooorme Ali!

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    12 junio, 2015 a las 7:01 am

    ¡Normal! Supongo que cuando vuelvas a casa, disfrutarás como nadie esas reuniones entre amigos… Por cierto, ya se va acercando verano, imagino que vendrás pronto por vacaciones 😉

    ¡Un beso!

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    12 junio, 2015 a las 7:05 am

    Me lo imagino Erika, porque yo viví lo mismo jejeje. Con mis amigas del cole, a las que conozco desde que éramos unas mocosas. La de cosas que hemos vivido, y las que nos quedan…

    ¡Feliz finde guapa! Un beso enorme.

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    12 junio, 2015 a las 7:08 am

    ¡Gracias por el comentario! La verdad es que en mi caso, mi círculo más cercano lo mantengo desde la infancia. Pero también es cierto, que posteriormente he hecho otras amistades fuera de ese círculo que son auténticas joyas. ¡Feliz de haberlas conocido!

    Me alegra que te haya gustado la entrada, espero que te quedes por aquí ;). Feliz fin de semana, que ya asoma la cabecita, que disfrutes mucho 😉

    ¡Un beso!
    Patri.

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    12 junio, 2015 a las 7:09 am

    ¡Bienvenido Álvaro! Coincido contigo, los amigos llegan a ser esa familia que no viene impuesta y que nosotros mismos elegimos. Y hay amigos, al menos en mi caso también, que lo son desde que tengo uso de razón y estoy orgullosa de tenerlos a mi lado desde entonces.

    ¡Un saludo!
    Patri.

  • Responder
    Anónimo
    24 junio, 2015 a las 7:32 pm

    Wow! He llegado aquí de rebote. Aunque leído lo leído, más bien debería decir “que alegría haber llegado aquí”. Me ha gustado mucho este post. Qué bien te expresas. Ahora que ya conozco este sitio, me pasaré a menudo. Saludos!
    Atumanera
    http://www.lavidaesotracosa.com

  • Responder
    Gla
    11 julio, 2015 a las 4:18 am

    Me encantó…No hay mejor inyección de energía que una comida con amigos!!
    Te invito a visitarme…http://unhombrepromedio.blogspot.com.ar/

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    28 julio, 2015 a las 8:46 pm

    ¡Muchas gracias! Por pasarte, por leerme y por dejarme un comentario tan motivador.

    ¡Un saludo!
    Patri.

  • Responder
    Entre suspiros y un café
    28 julio, 2015 a las 8:47 pm

    ¡Gracias! Totalmente de acuerdo, los amigos son pura energía, son vida.

    Un saludo 🙂
    Patri.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: