Entre Suspiros y un Café
Reflexión

Miedos

Hay quienes creen que las segundas oportunidades no funcionan.

Que lo que alguna vez fue y terminó por no ser, por algo sería. Que el motivo es lo de menos. Que incluso mejor así que seguir en medio de una tormenta intempestiva de la que no se adivina el final… o quizá sí. Quizá se adivine algo como que será uno bien amargo y hasta brusco.

rumbo

Hay quienes no se atreven a coger el timón del barco y lo dejan parado en mitad del puerto. Sin capitán, sin tripulación, sin rumbo. Mientras que hay quienes dejan de lado tanta teoría y se lanzan a la práctica. Quienes no se rinden tras perder la primera oportunidad. Ni la segunda.

Quienes, si las oportunidades no les llegan, se las crean.

Quienes se buscan su propio comienzo, un día cualquiera del año. Quienes no pierden el tiempo en presumir, sino en actuar. Valientes que saben que, cuando se quiere, no hay fechas ni momentos perfectos a los que esperar.

Sin importar que sea lo más cercano a cero.

Cero miedos, cero culpas, cero presiones.

Actuar sin tantos peros. Dejar de pensar en todo aquello que te lo impide, que te limita, que te ata. Soltar creencias y viejos lastres oxidados. No buscar la salida fácil sino la necesaria. No tomar decisiones a lo loco o por impulso, sino porque quieres. De verdad.

Que hay quienes huyen por la puerta de atrás o por la primera que encuentran a su paso. Sin importar a dónde irán a parar, si les gustará lo que habrá al otro lado o si llevan el calzado adecuado. Para andar, desandar, correr o taconear. Sin importar si siguieron lo que les dictaba su instinto o si siguieron el camino que alguien les dijo era el bueno.

Como si lo hubiera.

oportunidades

Mientras que los hay vencen sus propias reservas. Con miedo al principio o con temblores hasta en los dedos de los pies. Puede que les falle la voz o les traicione algún gesto. Puede que una sonrisa nerviosa los delate o que se lea un leve atisbo de duda en sus ojos. Puede que su cuerpo entero clame a gritos huir o que una capa de frialdad impida saber qué hay detrás.

A veces, todo fachada.

Y que, pese a todo, terminan por crecerse. Por enfrentarse a esos miedos. Quienes miran a los ojos y de frente, mantienen la mirada. La tensión, la calma. Disimulan, superan y acallan las voces que les susurran imposible. Escalan riesgos, asumen sus frutos, eso que pocos quieren contraer. No dejan que sus fallos miedos los definan. Arreglan lo que haya que solucionar.

Arreglan mundos interiores.

Mundos que quizá necesiten una, dos, diez o las oportunidades que sean. Que lo importante no son las cifras, sino la intención que pones. La fuerza de voluntad que muestras, la valentía que sacas a relucir. Aunque no sepas muy bien de dónde, salvo que de alguna parte que antes dormía.

valiente

Porque lo importante no es el resultado en sí, ni la equivocación. Es un riesgo que se corre, da igual de quién se trate. Y que lo realmente sustancial es elegir, por ti, por tu instinto, por tu juicio. Seguir tu instinto, lo que sientes, lo que te dicta el corazón. Sabiendo que de perder también se aprende y que la pérdida puede ser relativa.

Y si ganas… la gloria será infinita.

Porque al igual que detrás del uno viene el dos, después de cada decisión que tomas hay muchas más a la espera. Esperando el rumbo que les quieras dar. Esperando que sueltes amarre, despliegues velas y gires el timón.

Que navegues sin ninguna clase de miedos.

 

Patricia Ayuste.

Publicaciones relacionadas

14 Comentarios

  • Responder
    Elena
    6 septiembre, 2016 a las 9:11 pm

    Gracias

  • Responder
    lachicadelquinto
    7 septiembre, 2016 a las 6:43 am

    Sin miedo a nada Patri, no lo olvides
    Un abrazo

    • Responder
      Entre suspiros y un café
      19 septiembre, 2016 a las 8:57 pm

      Me lo recuerdo a diario Bea, estoy en una etapa de superar miedos que no me lo creo ni yo misma.

      Un beso grande, bonita 😉

  • Responder
    Luz
    9 septiembre, 2016 a las 10:03 pm

    Los miedos traban montones de cosas que dejamos de hacer. A veces están tan instalados dentro de ti, qun ni te das cuenta de lo que te frenan.
    Me gusta esto que leí hace poco “hazlo y si te da miedo, hazlo con miedo”.
    Superar trabas siempre hace crecer y ser más feliz. Así que a caminar sin miedo. ¡A ver si lo conseguimos!, yo la primera.

    • Responder
      Entre suspiros y un café
      19 septiembre, 2016 a las 9:19 pm

      ¡Mucho ánimo! Dicen que querer es poder, y como bien dices, si tienes miedo, hazlo con miedo, pero hazlo… De otra manera, jamás se supera.

      ¡Un beso!
      Patri.

  • Responder
    elbauldelasvidas
    9 septiembre, 2016 a las 11:56 pm

    Toma ya post!!! Mucho ánimo con nadar de nuevo y con la superación de obstáculos!! Poco a poco se hace el camino y superar miedos es parte de nuestro aprendizaje!

    Se gane o se pierda… Solo queda disfrutar el camino! 🙂

    Un besazo!!!!

    • Responder
      Entre suspiros y un café
      19 septiembre, 2016 a las 9:21 pm

      Y yo te aseguro que estoy disfrutando mi camino 🙂

      Un besote enorme Dani! A disfrutar de París 😉

  • Responder
    Carolina
    16 septiembre, 2016 a las 2:59 pm

    VALIENTE navegante con el timón en sus manos. Gracias por compartir tus vivencias y tu inspiración. 🙂

    • Responder
      Entre suspiros y un café
      19 septiembre, 2016 a las 9:22 pm

      ¡Gracias Carolina! En ello estoy, cogiendo el timón con mis propias manos y dirigiéndome hacia donde quiero ir.

      ¡Un besazo enorme!

  • Responder
    Ola Blanca
    19 septiembre, 2016 a las 3:25 pm

    ¡Una alegría enorme que al final te hayas enfrentado a ese miedo! Las circunstancias actuales están haciendo que yo también deba enfrentarme a mis miedos y cuesta, sí, pero la recompensa es enorme.

    “Arreglan mundos interiores.

    Mundos que quizá necesiten una, dos, diez o las oportunidades que sean. Que lo importante aquí no son las cifras en absoluto, sino la intención que cada uno pone. La fuerza de voluntad que mostramos, la valentía que sacamos a relucir. A veces no sabemos muy bien de dónde, salvo que de alguna parte en la que antes dormía.” Sin duda, me quedo con esa parte.

    Aprovecho para dejarte por aquí mi recién estrenada página de facebook (que no sé si me llevará a algún sitio jeje): https://www.facebook.com/entreconjeturasyteoremas/

    ¡¡Nos seguimos leyendo, a pesar del tiempo!! (ojalá tuviese tiempo para comentar más a menudo…).

    ¡Un beso!

    • Responder
      Entre suspiros y un café
      19 septiembre, 2016 a las 9:25 pm

      ¡Cuánto tiempo! Me alegra saber que sigues por aquí y que te estés enfrentando a tus miedos. ¡Mucho ánimo!

      Y mucha suerte y paciencia con la página del Face, seguro que te lleva a algún sitio 😉
      Patri.

  • Responder
    VOLVER A EMPEZAR – Entre suspiros y un café
    19 septiembre, 2016 a las 6:04 pm

    […] lo que en sueños quizá viviste, y nunca te atreviste a imaginar que pudieras cumplir. Los miedos son muy malos. Pero si eres capaz de ver más allá de ellos, serás lo que te propongas. Serás lo […]

  • Responder
    Gracias – Entre suspiros y un café
    31 diciembre, 2016 a las 6:20 pm

    […] verlo, saber levantarse de cada tropiezo, querer levantarse siempre y volver a andar. Superar los miedos que no nos dejan avanzar, que no nos dejan ser nosotros mismos, que nos impiden […]

Responder a lachicadelquinto Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: