Entre Suspiros y un Café
Reflexión

Instante en instante

Dicen que el hoy es un regalo y que, por eso, se llama presente.

vida

Que es habitual que lo olvides y lo des por sentado. Que pienses que mañana tendrás tiempo para lo que hoy dejes a medias. Que creas que la solución de esa ecuación que no sabes resolver te vendrá un día de estos. Por inspiración directa. Que hay tantas ocasiones como imaginas esperando a que te decidas por alguna de ellas.

Que es frecuente que no le des la importancia que se merece a cada día. A cada momento. A cada instante. Que dejes escapar demasiadas ocasiones, que te compliques de más y que te bloquees en asuntos menores. Que pongas el piloto automático, que no des todo por tu parte o que temas comprometerte con tus propios sueños.

Y sucede que dejas pasar días, meses, incluso años. Sin reaccionar. Entre quejas y borradores. Esperando sin saber bien el qué. Mientras vives instantes insípidos, repetitivos, sin fuegos artificiales ni celebraciones dignas de mención. Días que se vuelven predecibles, monótonos y descoloridos. Pensando que llegarán días mejores.

Pero sin mover un solo dedo para que lleguen.

Sucede que miras sin ver y oyes sin prestar atención. Que te pierdes demasiado. Desaprovechas con demasiada frecuencia las infinitas promesas que cada amanecer te trae. Que hablas sin sentir. Por costumbre, por hábito, por comodidad. Para dar una respuesta, rápido y pronto, y salir cuanto antes del embrollo. Que tratas de decir lo que la otra persona espera y no escuchas lo que tu cuerpo te grita. Lo que en el fondo sientes. Lo que, en verdad, necesitas decir. Te escudas tras un caparazón de indiferencia, de superioridad, de estar por encima. Una vez más.

Y te saltas lo bonito de crear verdaderos vínculos.

Que te has acostumbrado a hacer siempre lo mismo. Incluso aunque no funcione. Te has olvidado de aquello que dicen que la acción te acerca un poco más a tus sueños. Que equivocarse puede ser un gran acierto.

Y que el acto más pequeño es mejor que la más grande intención.

Que sentir es de valientes y poner los cinco sentidos una obligación. Aprender a dejar a un lado las barreras que te aíslan, que te impiden crecer y ser lo que eres. Que eres mucho más de lo que piensas. No desperdiciar oportunidades de demostrarlo, segundos para dar un abrazo o palabras para decir lo que sientes.

instantes

Que has de tener valor para apostar por tus sueños. Para atreverte a cumplirlos. Para no ponerte trabas y escucharte mejor. Para decir lo que piensas y no maquillar tus palabras.

Y decidirte a actuar.

Y darte valor. Apostar por ti, por lo que quieres, por esos deseos que nadie más puede cumplir por ti.

E ir a por todas. Aquí y ahora. No dejar nada para mañana.

Que la vida, dicen, es eso: momentos.

Y que hay vivirlos de uno en uno.

Instante a instante.

 

Patricia Ayuste.

Publicaciones relacionadas

4 Comentarios

  • Responder
    wanderer.akgd
    2 febrero, 2017 a las 7:49 pm

    ¡Tal cual! De decidirse a actuar. A arriesgar. Por ti en primer lugar. Y darte valor. Decidir apostar bien fuerte por lo que quieres, por esos sueños de colores, por esos deseos que nadie más puede cumplir por ti.

    Gran entrada, me ha encantado. Y ya va siendo hora de que vaya superando esa barrera…. “¡si te caes 7 veces, levántate 8!”

    Sigue dibujando esos pensamientos en los que tantos nos sentimos reflejados. GRACIAS

    • Responder
      Entre suspiros y un café
      21 febrero, 2017 a las 11:07 pm

      ¡Muchas gracias! Me alegra enormemente saber que te gusta y y identificas con mis textos, me ha encantado tu bonito comentario.

      ¡Un abrazo!
      Patricia.

  • Responder
    Perfida
    14 febrero, 2017 a las 3:25 pm

    Estoy de acuerdo. Solo se vive una vez y el que no arriesga no gana., y que el no ya lo tenemos ¿que se puede perder?

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    • Responder
      Entre suspiros y un café
      21 febrero, 2017 a las 11:09 pm

      Se puede perder tiempo y oportunidad es en la vida… ¿Vale la pena? Por supuesto que no.

      Gracias por tu comentario Pérfida, ¡un saludo!

      Patricia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: