Ya no he vuelto.

No he vuelto a traerte besos de portal los miércoles robados, ni a escapar de tu risa contagiosa en un abrazo. No hay vestidos de verano que se rían de la seriedad de mis camisas de oficina. No quedan galletas de chocolate en la cocina, y el sofá es mucho más grande en las noches de película.

No he vuelto a regalarte discos de Bon Jovi, para decirte a voz de grito entre canción y canción, que sólo la mezcla de su voz y tu sonrisa me hacen sentir una estrella.

 

Hoy te he vuelto a ver.

Arrancarte ha sido como hacer las maletas en una noche y mudarse a una ciudad desconocida. Sin orientarme, sin mapa del tesoro ni bandera de pirata. No hay isla, ni tesoro. No estás tú.

No está tu baile de miradas, ni las cenas que empezaban por el postre.

No estás, y tengo que empezarme desde cero. Como la primera página blanca de un diario, como la primera noche estrenando un colchón. Sin recordar la cama en la que antes dormía.

Hoy te he vuelto a ver, pero no me he atrevido a mirarte. No quería asegurarme de que sigues escondiendo la X marcada en el mapa.

Porque ya no quiero ser pirata.

 

Irene, de Contra las Cuerdas blog

http://www.contralascuerdasblog.com

FB: @contralascuerdasblog

IG: contralascuerdasblog

Anuncios