Entre Suspiros y un Café
Reflexión

No te das cuenta

No te das cuenta del valor que tiene un minuto, hasta que un segundo marca la diferencia.

Hasta que un pestañeo te desorienta, te deja sin aire, te quita todo o gran parte de lo que hasta ese momento creías o dabas por seguro. Todas las carreras por llegar a donde ahora ya no tiene sentido. Todos los pensamientos que te distraían. Todo lo que en una fracción de segundo pasa casi al olvido.

No te das cuenta de que dejas fuera mucho por cosas que importan bien poco. Por no decir nada. Por historias que tienen un final caduco, anunciado y más que previsible desde la primera página. Por excusas que te cuentas pero que ni tú te crees. Por personas que parecen esenciales, pero que solo hacen bulto y no son más que ruido.

No te das cuenta de que hay cosas que te saben a poco, pero te cuesta desprenderte de ellas. Que acumulas por acumular, incluso cuando ya no funcionan. Que te pesa hacer hueco. Vaciar, limpiar y sanar.

Que se te hace un mundo decir adiós.

No te das cuenta de que querer no lo es todo y que las palabras son ligeras. De que no permanecen durante largo tiempo y que vuelan con facilidad por sí solas. Que de nada sirve si no lo demuestras. Que en nada queda si no haces algo. Que no esperes mucho, si no das nada por tu parte.

No te das cuenta de que hay gestos que hablan por sí solos. Que te arropan cuando tienes miedo. Que te abrazan cuando tienes frío. Que te miran a los ojos cuando nadie más lo hace. Que no siempre vienen de quien más esperas. Y que hay muchos que te pierdes por estar mirando hacia el lado equivocado.

No te das cuenta de que hay vacíos difíciles de llenar, hasta que has caído en ellos. Hasta que no hay vuelta atrás, ni manera de volver sobre tus pasos. Hasta que sabes que, por mucho que lo intentes, nada va a ser como antes era.

No te das cuenta de que hay momentos que son clave, hasta que han pasado sin pena ni gloria. Que no supiste o quisiste ver cuando tocaba. Que incluso te burlaste de ellos. Que despreciaste sin saber lo que podrías llegar a arrepentirte. Sin valorar lo mucho que te estabas perdiendo en ese momento.

No te das cuenta de que es la última vez, hasta que no hay ninguna más después.

No te das cuenta de que hay quien nunca te falla, aunque tú aciertes la mitad de las veces. Aunque vayas y vengas. Aunque vayas menos de lo que quisieras. Aunque vayas siempre con prisas, carreras y el tiempo justo. Aunque digas mucho y hagas poco. Aunque quieras de verdad y no lo demuestres en cada ocasión que tengas.

No te das cuenta de que la vida es corta y los días se esfuman.

No te das cuenta de que el tiempo es efímero y las personas todavía más.

 

Patricia.

Publicaciones relacionadas

2 Comentarios

  • Responder
    Agustina
    31 diciembre, 2019 a las 9:12 pm

    Hermosa reflexión. Muchas gracias!

    • Responder
      Patricia
      31 diciembre, 2019 a las 9:14 pm

      Gracias a ti, Agustina, por leer y comentar.

      Feliz 2020 😊

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traducir »
A %d blogueros les gusta esto: