Entre Suspiros y un Café
Reflexión

Esto va de ti

Esto va de vivir en primera fila, pese a los codazos, pisotones y zancadillas que te intenten quitar la idea de la cabeza.

primera fila

De no bajar los brazos en la primera ronda. Ni en la segunda. Ni en ninguna. Por muy malas que creas que son tus cartas, pese a que olvides las reglas del juego o empieces con desventaja. Que hagas todo lo que esté en tus manos. Que no te importe lo que digan otros con tal de jugar tu mejor partida.

Y de darlo todo hasta el final.

Esto va de aceptar que hay puntos que saltan solos y que hay cicatrices que nunca se cierran por completo. Que hay heridas que duelen más que otras y parches que no sirven para nada. Que hay lágrimas que curan y marcas que se convierten en parte de tu historia.

Esto va de ponerlo todo del revés, cuando nada parece tener sentido. Cuando esperar no es la solución a tus problemas. De remover cielo, tierra y hasta tus entrañas. De no quedarte con la primera respuesta, con lo que no te llena, con lo que no quieres.

Es ir a por todas, cuando no las tienes todas contigo.

Esto va de aprender a mirar desde lo alto. De no temer a las alturas. De buscar el sol entre las nubes. De encontrar tu mejor perspectiva. La distancia que necesitas. El equilibrio que te falta. De no perderte en los pequeños detalles y sentir que, en realidad, son pocas las cosas que deberían quitarte el sueño.

altura, perspectiva

Esto va de llegar, sin importar el lugar en el que llegas.

Esto va de apostar. Fuerte y por tus sueños. De hacer más caso a tu instinto. De perder el miedo y saltar. De no dar tantas vueltas ni explicaciones. De ser fuerte pese a tu innata fragilidad. De arrepentirte menos. De no dejarte nada en el tintero. De hacer que los días no sean en vano.

Esto va de improvisar sobre la marcha y dejarte de tantos planes. Y cuentos. De aprender a orientarte dentro de un laberinto. De saber leer los subtítulos y a descifrar miradas. Saber qué es lo que te impulsa, lo que te abriga y lo que te saca de cualquier pozo. De saber que la vida cambia sin pedirte permiso y que siempre, siempre, sigue girando.

Esto va de parar cuando sientas que has perdido el control.

De volver de nuevo a ti, cada vez que te sientas demasiado lejos. De ti y de todo. Saber encontrar tu mapa, tu norte y tu salvavidas. Seguir tu propia brújula, tus pasos, las miguitas de pan que has ido dejando. Andar en la oscuridad y aprender a dar la luz.

Esto va de acostumbrarte a una vida sin mirar tanto el reloj. Sin contar las horas. Ni las que faltan ni las que ya se fueron. Sin vivir en una cuenta atrás permanente ni sobrevivir tachando fechas sin ton ni son. Que no es cuestión de llenar el calendario por llenar. Sino de agotar los segundos, las oportunidades y los amaneceres.

De exprimir todo lo que puedes echar de menos si un día te falta.

Esto va del eco. De lo que das y de todo aquello que te viene devuelto. De las sorpresas que se convierten en recuerdos. De los regalos que no tienen precio. De dar sin pensar y celebrar hasta lo más pequeño. De tener siempre algo que celebrar. De las continuaciones que no esperabas. De robar minutos y perderlos con quienes más quieres.

Esto va de saber olvidar. De separar la paja del trigo. Que no todo vale y hay quien no es tan imprescindible como pensabas. Que no hay que seguir a quien no te acompaña ni cargar maletas que no son tuyas. Que es cuestión de elegir qué es mejor no guardar y dejar espacio para lo que de verdad importa.

Esto va de que, cuando sobran las palabras, no hay mejor momento.

persona, felicidad

Esto va de sumar risas y carcajadas. De no temer ser feliz y no esperar a tener grandes razones para serlo. De fingir menos y sentir más. De no esperar que todo salga bien, ni como esperas. De soplar el polvo y quitar hierro.

Esto va de no tener mucho, sino lo necesario.

Esto va de tener con quien alargar el café y solucionar el mundo. De las sillas que siguen ocupadas con el paso de los años. De los abrazos que sostienen, de las manos que acarician y de las miradas que entienden sin palabras. De sentir que nada ni nadie te falta.

Esto va de seguir en pie, cuando el mundo tiembla bajo tus pies.

Esto va de ti.

 

Patricia Ayuste.

Publicaciones relacionadas

6 Comentarios

  • Responder
    Miri
    27 julio, 2020 a las 10:30 am

    No me cansaré de decirte, IMPRESIONANTE
    No me cansaré de recomendar tu libro y de releerte
    Gracias!!

    • Responder
      Patricia
      27 julio, 2020 a las 2:37 pm

      ¡Gracias a ti Miri! Soy afortunada de tener lectoras como tú ❤
      Un abrazo grande,
      Patricia.

  • Responder
    avellanasdulces
    5 agosto, 2020 a las 5:32 pm

    ¡Me encanta tu estilo!

    • Responder
      Patricia
      5 agosto, 2020 a las 7:28 pm

      ¡Gracias! Me alegra que te guste.
      Un saludo,
      Patricia.

  • Responder
    Ein Tag mit Pepa
    7 agosto, 2020 a las 4:13 pm

    Que razón y que bonito te ha quedado escrito.
    Me ha encantado e inspirado mucho.
    Te mando un beso enorme.

    • Responder
      Patricia
      11 agosto, 2020 a las 7:11 pm

      ¡Gracias guapa! Un besote grande.
      ¡Feliz verano!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: