Entre Suspiros y un Café
Momentos

Momentos que se vuelven perfectos

Decía Martin Luther King que cualquier momento es apropiado para hacer lo correcto.

cambio

Para cambiar la piel, las formas y las capas. Para renovarte no solo por fuera, sino también por dentro. Para quitarte las pelusas que se acumulan por desidia, coser los rotos por los que se te escapan las fuerzas y sacarte el brillo que te haga justicia. Para evitar arder con la mínima chispa y ponerte en pie como un ave fénix. Para dejar de irritarte por todo y por nada.

Que cualquier momento es bueno para hacer un repaso de lo que ya no te gusta, aunque hasta ayer lo hiciera. De lo que estorba y molesta a partes iguales. De lo que te ata y te hace trastabillar. De lo que se ha vuelto gris, invisible u obsoleto. Darte cuenta de lo que te chirria, lo que te da hasta dentera y  lo que te saca de tus casillas. Sin ninguna necesidad. Y arrojarlo todo por la ventana.

Y romper esos patrones que no te ayudan nada.

Es bueno cambiar de ideas y de parecer. Dar las vueltas que creas  oportunas y tomarte el tiempo que consideres. Renunciar a lo que ya no te emociona y buscar cuantos finales alternativos necesites. Cambiar de llaves, de senderos, de perspectivas. Encontrar los zapatos que no te rocen al andar y las alas que te ayuden a emprender el vuelo.

Que cualquier momento es oportuno para decir basta, coger lo que está manga por hombro y darle pasaporte. Para dejar de bailar en medio del caos. Para hacer recuento de daños y poner barreras para que no vayan a más. Para salvar lo imprescindible. Para hacer una hoguera y quemar los restos. Para recoger las cenizas, sacar los escombros y tirarlos donde corresponde.

Para hacerte espacio, quitarte peso y dejar que entre la luz.

luz

Que es mejor aprender a vivir con tus recuerdos que tratar de silenciarlos. O enterrarlos. Alejarte de los likes, los falsos seguidores y los aplausos amañados. Dejar de tener la cabeza en cualquier sitio, menos donde debería estar. No hacer caso a muchas de las tonterías que te hacen saltar y darte cuenta de que tienes más de lo que piensas. Y todo lo que necesitas. O casi.

Que cualquier momento es bueno para frenar en seco. Para evitar involucrarte en lo que no va contigo, en desastres que te lo roben todo o en rescates que te hundan bajo suelo. Para hacer un alto en el camino, dejar de andar en círculos y coger el aire que le falta a tus pulmones.

Y a tu vida.

Que no se trata de aparentar lo que no, ni de ser más que nadie. Sino de ser quien ya eres. Y admirarte por ello. De lo que ves al mirarte en el espejo, de lo lejos que has llegado y las hojas en blanco que has escrito. Aceptar que la vida rara vez es perfecta y que ser feliz las 24 horas es misión imposible. Se trata de dejar de ser tu peor crítico para ser tu mayor fan. Tu mejor defensa. El respaldo que nunca te falla. Y ser el Óscar a la mejor versión original.

Que cualquier momento es bueno para los sueños de vuelos altos. Para dejar los miedos en tierra y ver más allá de tus fronteras. Para centrarte en lo que te acelera. En lo que te hace creer en  tus posibilidades. En lo que da sentido a un día cualquiera. Reescribir tus deseos, sin contar las versiones que ya llevas. Ni los borradores. Apostar por lo que sientes, sin pensar en las estadísticas.

Ir a por todas y no conformarte con vivir a medias.

vida

Y necesitas recordar que siempre hay alguien dispuesto a quitarte las espinas. A escucharte cuando nadie lo hace. Y a ser tu mejor salvavidas. A sostenerte la mano para evitar que te caigas. Que te quedes atrás. Que te pierdas en el vaivén de la vida. Alguien que te entiende sin palabras, te ayuda a reírte de tus lágrimas y a salir de ellas. Alguien que no se burla de tus miedos sino que los hace más pequeños.

Alguien que te da gasolina para vivir y motivos para bailar.

Alguien que te enseña que hay cosas que es mejor no guardarlas dentro y que cualquier momento es bueno para hablar.

Que no se trata de que todo sea perfecto ni de encontrar un lugar o un momento ideal.

Sino de comprender que de ti depende hacer perfecto cualquier momento.

Patricia Ayuste.

Publicaciones relacionadas

6 Comentarios

  • Responder
    Miri
    26 septiembre, 2021 a las 9:05 pm

    Que bonito, por favor

    • Responder
      Patricia Ayuste
      26 septiembre, 2021 a las 9:06 pm

      ¡Mil gracias! Me alegra muchísimo muchísimo te guste 😊

  • Responder
    Andrea
    30 septiembre, 2021 a las 3:39 pm

    Soltar lastre siempre está bien para sentir quien eres de verdad.
    Me ha hecho reflexionar y me ha gustado mucho, muy apropiado además para septiembre!
    Un abrazo 🤗

    • Responder
      Patricia Ayuste
      1 octubre, 2021 a las 4:15 pm

      ¡Gracias, Andrea! Me alegra que te haya hecho pensar 😊

      Un abrazo,
      Patricia.

  • Responder
    Pepa
    2 octubre, 2021 a las 3:01 pm

    Me encanta ❤

Responder a Pepa Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: