¡Últimamente no paro!

Si llevar un blog es bonito pero también laborioso, escribir para otros compañeros es una tarea un poco más complicada. En tu blog acabas sintiéndote como en tu propia casa, cómoda y sabes por dónde pisas más o menos. Puedes ir hasta en pijama.

Cuando te invitan a colaborar en otros espacios, eres un invitado y no sabes bien cómo actuar. Es la indecisión sobre qué escribir, los nervios sobre si gustará y la búsqueda de la perfección más absoluta.

Mi consejo, sé tú mismo.

Hoy te traigo mis últimas colaboraciones, que aún no había tenido tiempo de compartirlas por aquí.

 

¡Espero que te guste!

 

De las pequeñas alegrías

Un canto a la alegría en toda regla, por sus beneficios indudables y porque a veces, reconocerla es un arte. En Qué Aprendemos Hoy, tu espacio para aprender y leer de todo un poco.

 

Downton Abbey, ¿realidad o ficción?

Seguro que conoces la serie y hasta es posible que la sigas. Pero, ¿sabes cuál es su verdadera historia? En Toda Una Amalgama, ese blog de curiosidades que sigue creciendo y sorprendiendo.


 

Anuncios